Cargas completas: qué son y cómo funcionan

El servicio de cargas completas en el sector de la logística de transportes es uno de los más demandados en industria. La naturaleza de la mercancía, cantidad o necesidades, como un transporte más seguro o exclusivo, son los factores que marcan que se elija esta opción para el transporte de mercancías.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber antes de contratar un servicio de cargas completas: qué es, cómo funciona y cómo elegir a la mejor compañía para que todo el proceso se desarrolle tal y como necesitas.

¿Qué son las cargas completas?

Es una modalidad de transporte. Consiste en tener en exclusiva el espacio de carga para una sola empresa. El espacio puede estar ocupado en su totalidad o parcialmente. El transporte de la mercancía se hará de forma exclusiva, sin compartir espacio con otros operadores.

Es una modalidad de transporte en la que se evitan los transbordos y manipulaciones excesivas de las cargas, haciendo de este servicio una opción más segura y rápida cuando así se requiera.

FTL y FCL

Cuando hablamos de cargas completas podemos encontrar diferentes formas de nombrarlas. Es el resultado de la unificación de nomenclaturas entre diferentes países cuando se realiza transporte internacional. 

  • FTL: sus siglas corresponden a «Full Truck Load», que significa transporte de carga completa o camión completo.
  • FCL: sus siglas corresponden a «Full Container Load», que significa contenedor completo. Este término se utiliza para hablar de cargas completas en contenedores.
cargas completas container

Modalidades del servicio de cargas completas

Antes de conocer cómo funciona el servicio de cargas completas debes conocer las modalidades que existen. Así, cuando necesites contratarlo, tendrás mucho más claro la modalidad que necesitas.

El servicio FTL se opera en distintos medios de transporte. Las operaciones logísticas, hoy en día, se han adaptado a la globalización de los mercados; las mercancías se mueven de una punta a otra del mundo. Para ello, los transportes se deben adaptar a las condiciones geográficas, de tiempo o al tipo de mercancía.

Transporte marítimo

Es uno de los transportes más utilizados para mover volúmenes grandes a grandes distancias.
El servicio se lleva a cabo mediante el transporte de contenedores a bordo de buques especializados.
Es la modalidad más lenta pero una de las más rentables económicamente.

Transporte ferroviario

Esta modalidad permite transportar mercancías muy pesadas por tierra.
Es un medio muy utilizado en la industria minera o metalúrgica para transportar materiales desde su lugar de extracción a otros puntos para ser distribuidos.

El transporte ferroviario admite cargas completas en contenedores o mercancías a granel en vagonetas especializadas.

Transporte terrestre

Para el transporte FTL el operador logístico pone a disposición del cliente un vehículo en exclusiva para él. 
La modalidad del vehículo elegido dependerá del tipo de mercancía a transportar (refrigerada, a granel, mercancías peligrosas, contenedores etc.).

Se utiliza para un servicio de puerta a puerta o para transportar mercancías a puertos, terminales ferroviarias o aéreas.

Transporte aéreo

Para el transporte aéreo se dispone de distintos tipos de naves. Para las cargas completas y grandes volúmenes generalmente se utilizan aeronaves exclusivas de carga, sin pasajeros. Son naves que pueden llegar a cargar entre 112 y 250 toneladas.

Se puede contratar el uso exclusivo de una aeronave para un transporte o llevar la mercancía en un container aéreo, compartiendo el espacio de la nave con otros operadores.
Es el servicio más rápido pero uno de los menos rentables.

¿Cómo funciona el transporte de cargas completas?

Básicamente se trata de valorar el tipo de mercancía a transportar, los tiempos necesarios y el destino.
No es lo mismo transportar fruta, un producto perecedero, que vigas de metal. Como tampoco es igual transportar a 500 kilómetros de distancia que a 20.000 con un océano por medio.


Una vez tengamos claro el tipo de mercancía que queremos transportar y el tiempo necesario, el operador logístico nos propondrá las modalidades que mejor se adapten a nuestras necesidades.

Principales ventajas de este servicio

  • Rapidez: al no compartir espacio con otros operadores se reducen las escalas, por lo tanto, los tiempos de tránsito de la mercancía.
  • Mayor seguridad: la manipulación de la carga es prácticamente inexistente, se garantiza la integridad de la misma al no tener que abandonar su vehículo o container en el trayecto.
  • Servicio exclusivo personalizado: se puede ofrecer un servicio mucho más personalizado cuando el operador logístico se dedica en exclusiva a nuestra mercancía.
  • Ideal para grandes volúmenes: el transporte de cargas completas es la modalidad ideal cuando queremos transportar grandes volúmenes de mercancías, ya que necesitaremos espacios en exclusiva por cantidad.
  • Menor número de incidencias: la manipulación de la carga es mínima durante los trayectos, con lo que la probabilidad de incidencias por roturas, accidentes o mercancía estropeada es mucho menor.

Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir un operador logístico de cargas completas

Igual de importante es elegir la modalidad ideal de transporte FTL como seleccionar al operador adecuado. De esa buena elección depende que tu mercancía llegue a las manos adecuadas en tiempo y bajo las mejores condiciones de seguridad e integridad de la mercancía, sea cual sea su naturaleza.


Nosotros te recomendamos que tengas en cuenta estos 4 puntos antes de contratar el servicio: 

  1. Flota especializada: la empresa elegida debe contar con una flota especializada, moderna y con la última tecnología. Debe adaptarse al tipo de mercancía que necesites transportar: refrigerados, containers, mercancías peligrosas…
  2. Experiencia en el sector: los años de experiencia hacen que las empresas de transporte puedan ofrecer un mejor servicio. Al llevar tiempo en el sector pueden prever y resolver incidencias y entender mejor las necesidades de los clientes.
  3. Personal cualificado: el factor humano es determinante a la hora de realizar un buen servicio logístico. Cuenta con empresas cuyos transportistas dispongan de la experiencia suficiente, la cualificación necesaria para el transporte que necesitas y un buen programa de formación continua en la empresa.
  4. Certificaciones de calidad: los sellos de calidad para los procesos logísticos son garantía a la hora de contratar una empresa de servicios logísticos. Que dispongan de certificados de calidad significa que estas empresas están siendo auditadas continuamente para garantizar que sus procesos y servicios cumplen con la máxima calidad.

Ahora que conoces en profundidad todos los aspectos relacionados con el transporte de cargas completas puedes contratar el servicio con la mayor objetividad. Será garantía de éxito.

En Noriega Grupo Logístico te animamos a que conozcas nuestro servicio de cargas completas y valores si cumple con todos los requisitos que hemos mencionado en el artículo. Estamos a tu entera disposición para guiarte en el momento que necesites un operador logístico a la altura de tus expectativas.

En Noriega contamos con soluciones logísticas a medida para que tu cadena de producción nunca pare.
Ir arriba