Transporte terrestre: cómo funciona

De entre todas las modalidades de transporte que se utilizan hoy en día, el transporte terrestre de mercancías es uno de los más utilizados.
A diario podemos ver en nuestras carreteras camiones o furgonetas moviendo y distribuyendo todo tipo de mercancías.

En este artículo te contamos las principales características de esta modalidad de transporte: cómo funciona, qué tipos de servicio se pueden ofrecer y qué mercancía puedes transportar por tierra. 
Si buscas un operador logístico para movilizar tu mercancía por carretera, estate atento porque te contamos todo lo que debes tener en cuenta para elegir al operador ideal.

¿Qué es el transporte terrestre de mercancías?

La definición es muy simple: el transporte terrestre es todo aquel movimiento de mercancías que se realiza por tierra. Esta modalidad es una de las más utilizadas a nivel mundial. Se escoge para cargas refrigeradas, a granel, transportes especiales, mercancías peligrosas y otras modalidades definiremos más adelante.

Tipos de transporte terrestre

Para llevar a cabo el tranporte terrestre de mercancía se pueden utilizar distintas vías e infraestructuras para movilizar la carga que queramos transportar.

Transporte terrestre por carretera

Para esta modalidad se utilizan camiones rígidos, articulados, trenes de carretera, refrigerados o adaptados para mercancías especiales, como las cargas a granel, mercancías peligrosas o sobre dimensionadas.
Los camiones circulan por la red de carreteras del país en el que estén operando.

Transporte ferroviario

Utilizar el transporte ferroviario es una buena opción cuando necesitamos mover cargas pesadas. Se suelen usar para transportar coches, minerales, graneles o productos químicos en cisternas. Es un medio muy útil para cargas pesadas o masivas, ya que los convoyes pueden llegar a medir hasta 700 metros de largo.
El Tren del Hierro, en Mauritania, es un ejemplo de ello.

transporte por tierra

¿Cuándo elegir el transporte por tierra?

Pese a ser una de las modalidades de transporte más utilizada, hay que saber cuándo utilizar este servicio. Si elegimos adecuadamente la modalidad que se adapte a nuestra mercancía seguramente estaremos contratando un servicio eficaz y con el mejor precio.

Debemos elegir el transporte terrestre de mercancías, especialmente por carretera, cuando nuestra carga no sea demasiado voluminosa. También si queremos transportar alimentos perecederos, cargas completas, cargas parciales o mercancía no masiva de cualquier tipo.

A continuación veremos los distintos tipos de mercancía que podemos transportar por vía terrestre así como las modalidades de servicio. 

Tipos de mercancía que podemos transportar por vía terrestre

Como comentábamos anteriormente, el transporte terrestre admite prácticamente todo tipo de mercancías. Si son cargas masivas elegiremos el transporte ferroviario. Pero para cargas moderadas o parciales, elegiremos el transporte por carretera.

Estos son los tipos de mercancía que podemos trasladar por vía terrestre:

    • Alimentos perecederos: las empresas especializadas en transporte de alimentos disponen de una flota adaptada. Utilizan camiones refrigerados, por lo que la carga perecedera llega a destino en óptimas condiciones. Pueden transportar alimentos refrigerados, congelados y ultracongelados.
    • Graneles: tanto el transporte por carretera como el ferroviario admiten cargas a granel. Arena, piedra, cereales o minerales son algunas de las cargas admitidas. También pueden transportar líquidos, como leche o productos químicos.
    • Alimentación seca: constantemente vemos en nuestras carreteras camiones de grandes supermercados transportando alimentos. Cuando éstos son llevados en camiones no refrigerados es porque cargan alimentación seca. Cereales, bebidas como vino o refrescos, pastas, galletas y un largo etc. En este tipo de transportes la trazabilidad se lleva con especial rigurosidad. Si hubiera una alerta sanitaria se podría detectar rápidamente por dónde se ha movido esa mercancía.
    • Mercancías peligrosas: la industria química es una de las principales usuarias de este tipo de servicios. Hay productos que por su naturaleza se deben manipular con especial cuidado. Cualquier accidente podría ser fatal para las personas y el medio ambiente. Se transportan productos químicos, inflamables, contaminantes o irritantes. El transporte debe estar adaptado a estas circunstancias especiales. El transportista debe tener una formación especial, disponiendo del certificado ADR. Y la flota del operador logístico debe estar adaptada a este tipo de mercancías.
      • Medicamentos: la industria farmacéutica utiliza habitualmente el transporte de mercancías por carretera. Este servicio se debe realizar con especial dedicación, pues los medicamentos son sensibles a temperaturas. También es imprescindible que se realice con rapidez, pues son productos indispensables para a vida de muchas personas. Para realizar este tipo de transporte la empresa logística debe contar con el certificado GDP. Sin él no pueden desarrollar esta tarea.

     

    • Materiales para industria y construcción: vigas de hormigón o acero. Bobinas y tubos. Transporte de materiales sobre dimensionados o maquinaria pesada. La industria y la construcción requieren en ocasiones de vehículos especialmente acondicionados para sus cargas. En estos procesos logísticos se utilizan flotas de camiones como los portabobinas o los pisos móviles.

Servicios de los traslados terrestres de mercancías

El servicio de transporte terrestre de mercancías admite distintas modalidades. Como venimos diciendo a lo largo del artículo, este dependerá del tipo de mercancía que queramos transportar.

Una empresa consolidada y fuerte en su sector suele contar con los siguientes servicios:

  • Transporte nacional e internacional
  • Cargas completas o parciales
  • Grupajes nacionales e internacionales.
  • Transporte de contenedores por carretera
  • Servicios de transporte express

Cómo elegir el mejor operador de transporte terrestre

Para acertar eligiendo a tu operador de transporte ideal debes conocer los servicios que presta y dónde puede llegar con tu mercancía. También es muy importante que disponga de la cualificación y certificados necesarios que avalen su trabajo.

A continuación te dejamos los 3 puntos que debes revisar siempre antes de contratar tu servicio de transporte terrestre:

    1. La flota: los camiones que utilice para el transporte terrestre de mercancías deben estar adaptados a tus necesidades. A su vez deben contar con las adaptaciones requeridas por ley en caso de que la mercancía sea de tratamiento especial, como las mercancías peligrosas o el transporte de refrigerados.
    2. Servicios que presta: no todas las empresas llegan donde necesitas, o tienen los medios para ello. Presta atención si la empresa que vas a contratar dispone de flota propia para llevar a cabo los servicios. En el caso de que los subcontrate podrías tener más incidencias. Apuesta siempre por una empresa con una sólida estructura, con flota propia y que trate tu carga en exclusiva.
    3. Certificaciones: una manera de asegurar la profesionalidad y calidad de los procesos logísticos de una empresa de transportes es a través de sus certificaciones. Tanto de calidad, tipo las ISO9001 e ISO14001. Igualmente las certificaciones necesarias para transportar materiales sensibles, como químicos y productos farmacéuticos.
  1.  

Ahora tienes en conocimiento toda la información necesaria sobre el servicio de transporte terrestre de mercancías. Sabes cómo funciona y cómo elegir al mejor operador. Tus operaciones logísticas serán un éxito.

Desde Noriega Grupo Logístico te animamos a que le eches un vistazo a nuestra carta de servicios. Estamos seguros de que cumplimos todos tus requisitos.
O si lo deseas, puedes contactaros directamente. Te recomendaremos el servicio que mejor se adapte a tu mercancía.

En Noriega contamos con soluciones logísticas a medida para que tu cadena de producción nunca pare.
Ir arriba