Los envases retornables en el transporte siguen cogiendo fuerza.

Cada día más empresas son conscientes del impacto medioambiental que tenemos, esta preocupación ha echo aumentar el uso de de los Envases Retornables de Transportes (ERT), un tipo de packaging que tendrá un aumento según algunos estudios de casi un 8% en los próximos 5 años.

Los Envases Retornables de Transporte (ERT) o Returnable Transit Packaging (RTP) son recipientes diseñados para el almacenaje y traslado de diversos tipos de productos en repetidos ciclos. A diferencia del packaging de un solo uso, que se desecha una vez que ha cumplido su finalidad, el ERT es lavado, apilado y plegado, y regresa a la empresa de origen para que esta pueda volver a utilizarlo para el transporte y la comercialización de sus mercancías.

Con un correcto mantenimiento, los ERT pueden afrontar centenares de viajes. Su uso está muy extendido en los sectores de la alimentación y la automoción, pero la necesidad de cuidar el medio ambiente y ahorrar costes ha despertado el interés de otro tipo de compañías, como las farmacéuticas o las dedicadas a la electrónica.

Envases retornables en el transporte de mercancias

Ciclo de los ERT

Suele respetarse el siguiente proceso para que los envases regresen a las instalaciones de su propietario original y así puedan ser reutilizados correctamente.

  1. Por encima del precio de la mercancía, la empresa productora o distribuidora carga a las a sus clientes un extra en concepto de depósito.
  2. Cuándo el cliente introduzca los productos en su almacén, utilizando sus propios envases, deberá restituir los ERT a su proveedor para recuperar el depósito.

Para el control de costos es importante negociar a quién corresponde las tareas de apilado o plegado de estos envases, su lavado etc. Es importante tener en cuenta que estos envases debido a que son plegables tienen un un peso volumétrico mucho menor en el viaje de vuelta.

Ventajas de los ERT en el transporte de mercancías.

  • Respeto al medio ambiente. El menor consumo de embalajes de un solo uso reduce el volumen de desechos generados por el sector y, en consecuencia, la polución ambiental.
  • Ahorro de costes. Si bien es cierto que un ERT es más caro que el packaging single use, cuando el primero alcanza un cierto número de usos se vuelve más rentable y financieramente sostenible que la segunda opción.
  • Accesibilidad a la mercancía durante el traslado. A diferencia de los embalajes tradicionales, los ERT se pueden abrir y cerrar múltiples veces para comprobar el estado de la mercancía o extraer parte de ella en cualquier momento de la cadena de suministro.
  • Simplificación de tareas. El embalaje de los productos suele ser más sencillo y rápido con un ERT que con un sistema a base de cajas de cartón, flejes, cinta adhesiva, materiales de relleno, etcétera.
  • Solidez. Los envases retornables de transporte son seguros y robustos, por lo que garantizan que la mercancía viaja bien protegida y a salvo de golpes y daños.
  • Compatibilidad con elementos de smart packaging. Asociar dispositivos de tracking o de control de la temperatura y humedad a los ERT es sencillo, y además podrán aprovecharse en siguientes desplazamientos sin tener que derivarlos a otros embalajes.

En definitiva este tipo de envases suponen un importante avance logístico, importante para que cada día más nuestra economía sea sostenible y tenga en cuenta el medio ambiente.

En Noriega contamos con soluciones logísticas a medida para que tu cadena de producción nunca pare.
Ir arriba