Transporte marítimo: lo que necesitas saber

El transporte marítimo de mercancías está posicionado como la opción más rentable y utilizada para el transporte internacional de mercancías. Más del 80% del comercio internacional de mercancías se transporta por mar; cifras que no hacen más que aumentar dada la globalización del consumo.

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el transporte por mar: qué es, cómo funciona y la importancia del transporte terrestre de mercancías. Si eres exportador o importador, quédate, porque esta información te interesa.

¿Qué es el transporte marítimo de mercancías?

Atendiendo a la pura definición, esta modalidad de transporte marítimo es «el movimiento de mercancías por mar, con fines comerciales utilizando buques como medio de transporte«.

Es el medio más masivo utilizando en la importación y exportación de mercancías a nivel mundial. Los océanos cuentan con líneas regulares a través de las cuáles navegan buques de gran envergadura. Estos buques puede portar miles de toneladas de mercancías al mismo tiempo, ahorrando significativamente costes derivados del transporte de todo tipo de productos.
En este informe sobre volumen de carga del comercio marítimo de mercancías, puedes ver la impresionante evolución, del año 1980 al 2017.

buque transporte marítimo

¿Cómo se realiza el transporte marítimo?

El transporte marítimo de mercancías no es un proceso que se pueda explicar en una frase, por lo que a lo largo del artículo vamos a desarrollarlo para que conozcas cada detalle del mismo.

En el transporte por mar intervienen distintas partes de la cadena logística que hace que una mercancía llegue de un punto A de origen a un punto B de destino.
Podemos desglosar la cadena en la actividad de los puertos, los buques y el transporte terrestre que lleva la mercancía del puerto al destino final.

Los puertos y su importancia en el transporte por mar

En los puertos es donde se desarrolla la carga y descarga de los buques y la documentación y control aduanero. Por ellos pasan mercancías como granos, líquidos, cargas gaseosas y todo tipo de mercancías de consumo contenidas en contenedores marítimos.

Existen tres tipos de puertos de mercancías y uno de ellos no está al lado de agua:

  • Puerto marítimo: es el que está ubicado al borde del mar. Allí se cargan y descargar directamente los buques que se utilizan en el transporte marítimo.
  • Puerto fluvial: se trata de un puerto situado en un costado de un río navegable. Los buques que allí recalan para ser cargados y descargados están especificamente diseñados para navegar por los ríos.
  • Puerto seco: los puertos secos son infraestructuras situadas en el interior de un país, alejadas del mar pero conectadas con importantes corredores ferroviarios y de transporte por carretera. Sirven para descongestionar las gestiones de carga, descarga y aduanas de los puertos marítimos.

Buques de transporte de mercancías

En las operaciones de transporte marítimo se mueven mercancías de muy diversa naturaleza. Es por ello que los buques utilizados deben estar adaptados a las mercancías que transportan.

Estos son los principales buques utilizados en el transporte de mercancías por mar:

  • Portacontenedores: son los que realizan el transporte de contenedores. Suponen la mayoría del transporte internacional de mercancías secas en el ámbito internacional.
  • Graneleros: transportan cargas sólidas a granel tales como minerales, granos e incluso azúcar.
  • Frigoríficos: estos buques disponen de sistemas de refrigeración que mantienen cargas perecederas, sobre todo alimentarias, a una óptima temperatura durante todo su transporte.
  • Carga rodante: principalmente transportan vehículos que entran rodando al barco. Para ello disponen de rampas y plataformas especiales para esta tarea, así como sistemas de fijación de los vehículos.
  • De cabotaje: cuando los buques deben navegar zonas cercanas a la costa con poco calado, se utilizan los buques de cabotaje, capaces de navegar con poco calado.
  • Petroleros: también llamados buques tanque, están diseñados para transportar crudo, gases, líquidos tóxicos o volátiles y gases licuados. 
  • Buques fluviales o barcazas: especialmente diseñados para navegar por líneas fluviales.
Noriega Grupo Logistico

Transporte terrestre, el apoyo del transporte marítimo

Una vez que los buques de mercancías recalan en el puerto y son descargados, sus cargas deben ser llevadas al destino final. Muchas veces este trayecto recorre cientos e incluso miles de kilómetros hasta llegar a su destinatario final. Para ello, el transporte marítimo de mercancías se apoya en el terrestre, ya sea por carretera, por avión o por vía ferroviaria, como te explicamos a continuación.

Transporte por carretera de mercancías

Las cargas contenidas en los buques se pueden distribuir por carretera hasta llegar al destinatario final. Para que esta operación se lleve con éxito, debe intervenir un operador logístico especializado en la mercancía que va a transportar. Un operador que disponga de una flota especializada puede realizar el transporte de contenedores, graneles, mercancías peligrosas o transporte refrigerado, entre otros.

El operador también debe operar con medios que le permitan realizar operaciones de transporte intermodal, para poder operar en las distintas plataformas logísticas por las que quizá deba pasar durante la ruta.

Transporte ferroviario

En ocasiones podemos encontrar líneas ferroviarias que terminan en los puertos marítimos o fluviales. Esta combinación es ideal, porque así las cargas pueden ser transportadas en trenes de mercancías hasta llegar a destino o lo más cerca del mismo. 

El transporte ferroviario es, junto al transporte marítimo, uno de los medios masivos de movimiento de mercancías; además de la opción más ecológica que existe a día de hoy.

Transporte aéreo, la opción de apoyo al transporte marítimo menos utilizada

Aunque no es transporte terrestre, te mencionamos el transporte aéreo para que conozcas su uso. Mover mercancías en aviones de carga, o en las bodegas de los vuelos comerciales, es muy caro. Especialmente para mercancías voluminosas, ya que los aviones tienen un coste de fletación alto y una carga bastante limitada. 

El transporte aéreo se utiliza cuando la mercancía debe ser entregada con la máxima celeridad. Es un medio de transporte muy rápido y en cuestión de horas las cargas pueden ser movilizadas a miles de kilómetros de distancia.

Tipos de transporte marítimo

Existen dos maneras de contratar un transporte marítimo de mercancías. Porque no todas las circunstancias y, sobre todo, las mercancías, son iguales, las navieras trabajan con estos dos tipos de transporte, que son los siguientes:

Fletamentos, las grandes cargas del transporte marítimo

También se conocen como navegación libre o tramp. Esta modalidad de transporte se encarga del movimiento de grandes volúmenes de carga. Graneles tales como minerales, cereales, líquidos o gaseosos son transportados bajo esta modalidad. También productos industriales en grandes cantidades, como estructuras de fábricas enteras o una flota de vehículos muy grande.

Generalmente en este tipo de transporte se reserva el buque para la operación en concreto. Como la modalidad de cargas completas por carretera, pero en versión marítima. Son líneas de servicio no regulares, ya que se contratan en función de cuándo la mercancía necesite ser transportada.

Transporte marítimo regular

Es el tipo de transporte marítimo al que más estamos acostumbrados. El del buque que transporta contenedores unitarios con cargas generales, productos industriales o de consumo, entre otros.

Tiene como ventaja que son líneas de transporte regulares, con unos costes y previsión de tiempo calculables, que hacen que el servicio se lleve a cabo de forma continuada a largo plazo. 

Ahora que conoces los detalles del transporte marítimo de mercancías, tan solo tienes que elegir un operador logístico de confianza para llevar a cabo tus operaciones.

Cuenta con Noriega Grupo Logístico, empresa líder en transporte de mercancías. Contamos con más de 30 años de experiencia, una flota en continua renovación y un equipo humano que diseñará una propuesta logística completamente a tu medida.
En Noriega Grupo Logístico encontrarás un aliado.

En Noriega contamos con soluciones logísticas a medida para que tu cadena de producción nunca pare.
Ir arriba